Ser su voz

Conocí a Bartimeo en Africa Occidental en el 2012, mientras visitaba una familia de misioneros de PAAM que habían ido para colaborar con la traducción de la Biblia. El vivía al lado de esta familia, quienes constantemente le hablaban de Jesús. 

Lamentablemente, Bartimeo en ese tiempo, estaba espiritualmente cerrado al Evangelio.

Un día, en busca de un mejor futuro, dejó a su esposa y a su hijo, y salió rumbo a Europa.  Atravesando el desierto; tanto él como sus compañeros de viaje fueron secuestrados, robados, extorsionados y lastimados por terroristas, quienes por cierto, profesaban su misma religión. 

Al llegar al Norte de Africa, intentó cruzar el Mediterráneo rumbo a Europa, pero los traficantes les abandonaron en el mar, sin agua ni comida. Luego de ser víctimas de piratas y tras días de naufragio, lograron regresar a tierra firme. 

Muchas cosas más pasaron y Bartimeo terminó en una cárcel en Marruecos.  Sin recursos, ni papeles, ni personas que le pudieran ayudar, decidió llamar a la familia misionera que tanto le

había hablado de Jesús. Ellos lo ayudaron a salir de la cárcel y empezar su regreso a casa. 

Abrumado por la vergüenza, decidió establecerse en el país vecino, donde ahora vivía la familia misionera. Bartimeo le contó a esta familia que en el camino de regreso, conoció a un joven asiático. Este joven le brindó apoyo para que pudiera comunicarse con la familia misionera, le dio ropa, comida y oró por él. Finalmente le regaló el “libro del viajero”, es decir, un Nuevo Testamento en Francés. En medio de todas sus tragedias Bartimeo comenzó a leerlo y poco después, muchas preguntas surgieron.

Bartimeo y la familia de misioneros han desarrollado una linda amistad. Ellos lo recibieron y lo ayudaron, para que consiguiera un lugar para vivir y trabajar. Su esposa y su hijo han venido a vivir con él y han decidido con firmeza seguir a Jesús.  Ahora estas dos familias se reúnen cada semana para adorar juntos a Dios y estudiar la Biblia. Bartimeo colabora en la traducción de la Biblia al idioma de su etnia y además es la voz que Dios ha provisto para grabar en audio las porciones de la Biblia que han sido traducidas a su idioma, para que decenas de miles de personas de su etnia, escuchen que el mejor camino para una vida mejor no es un lugar, sino una persona: ¡Jesucristo!

conéctate

Conectamos
personas con
oportunidades

capacitate

Equipamos
líderes para
la misión

apoya

Buscamos
apoyo local
para un impacto global

ve

Enviamos
obreros
a la misión